PASION E IMPACIENCIA EN EL DEPORTE.

PASION E IMPACIENCIA EN EL DEPORTE.

 El Desafío de los Deportistas

En el mundo del deporte la pasión es un motor  que impulsa a los atletas a dar lo mejor de sí mismos en cada evento. Sin embargo, esta pasión a menudo se entrelaza con la intensidad de la competencia, lo que puede llevar incluso a los deportistas más profesionales a perder los estribos en situaciones de alta presión.

La Vulnerabilidad de los Deportistas de Élite

Aquellos atletas que son considerados «Cracks» y afirman estar mentalmente preparados para cualquier desafío no están exentos de experimentar momentos de impaciencia e intolerancia. También le sucede a quienes cuentan con psicólogos personales que les apoyan en el control de sus reacciones, estos también  se ven afectados por esta dinámica emocional.

El Equilibrio entre Vida Personal y Rendimiento Deportivo

Una razón fundamental detrás de estas reacciones apasionadas y a veces explosivas en el deporte se encuentra en la vida personal de los deportistas. A menudo, enfrentan contrariedades y vicisitudes que finalmente influyen en su rendimiento y emociones dentro del campo de juego. La presión de mantener un equilibrio entre su vida personal y profesional puede ser abrumadora.

La Vulnerabilidad de Todos los Actores en el Deporte

No es exclusivo de los deportistas, los entrenadores, dirigentes, fanáticos y periodistas, también están expuestos a las mismas fluctuaciones emocionales. En momentos críticos, todos pueden perder el control de sus reacciones,  lo que puede tener consecuencias negativas tanto en su vida personal como en su carrera profesional.

 La Importancia de la Gestión Emocional

En un mundo donde las emociones pueden ser tan volátiles, la gestión emocional se convierte en una habilidad crítica para todos los involucrados en el deporte quienes  deben aprender a lidiar con la pasión y la impaciencia de manera constructiva.

El impacto en la Vida Personal y Profesional

Las reacciones emocionales descontroladas pueden tener consecuencias graves en la vida personal y profesional de cualquier individuo, ya sea un deportista de élite o un aficionado. Actuar impulsivamente puede llevar a situaciones que lamentar y a un daño duradero en la reputación. Ni que decir de.

 LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN EL DEPORTE

Desde hace muchos años la  mujer juega  un papel más activo en el deporte tanto amateur como profesional, Sin embargo  aún hoy día se siguen presentando actitudes discriminatorias, de violencia y acoso hacia las mujeres que practican actividades físicas. Estas prácticas se llevan a cabo no sólo de entrenadores a atletas, sino también entre los deportistas mismos, por los aficionados que gritan improperios e insultos desde las tribunas y también las marcas deportivas que las ignoran o les ofrecen ridículas sumas de dinero comparadas con las ofrecidas a los hombres y ni que decir de las federaciones.

Algunos de los ejemplos más sonados están

Allyson Felix  contra las políticas de maternidad de Nike.

Mary Cain y el abuso sufrido por parte de Alberto Salazar, coach en jefe del Oregón Project (también de Nike.

Larry Nassar. Quien fuera acusado del  abusó de más de 250 atletas durante el tiempo en el que fue parte del equipo nacional

Esta práctica discriminatoria y muchas veces excluyente es criticable desde todo punto de vista y cada vez es más grande el grupo de organizaciones alrededor del mundo que se une para darle a la mujer el verdadero puesto que se merece en la sociedad y en el deporte

Estas mujeres y muchas más han tenido la valentía de expresar al mundo como fueron víctimas de persecución y acoso. Gracias a la apertura de fronteras y a las redes sociales las denuncias son cada vez más frecuentes y esto hace que se disminuya el abuso, aunque todavía hay mucho por hacer, para que esto se revierta a favor de ellas que son la belleza y la inspiración en un campo deportivo.

 

QUE SIGAN CRECIENDO LAS MUJERES QUE PRACTICAN DEPORTE EN EL MUNDO.

Conclusión

En última instancia, la pasión y la impaciencia son dos caras de la misma moneda en el mundo del deporte. Si bien la pasión impulsa a los deportistas a alcanzar nuevas alturas, la impaciencia puede obstaculizar su rendimiento y relaciones personales. Todos los involucrados en el deporte deben reconocer la importancia de la gestión emocional para mantener un equilibrio saludable entre la pasión y la paciencia, tanto en el deporte como en la vida en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *