LOS DE AYER Y LOS DE HOY

 

Los de hoy vigentes, famosos, adorados, controvertidos, mediáticos, en ocasiones abucheados y repudiados por su origen, color de piel o quizás por su escaza educación y poca cultura que no son voluntarias, sino más bien producto de la pobreza, el abandono del estado , el desplazamiento,  la falta de oportunidades.

Una vez  que logran abrirse camino hacia el éxito deportivo por su talento los fanáticos los valoran e idolatran  a tal punto que se enfrentan unos a otros para que ellos puedan seguir brillando en países de habla extraña, costumbres desconocidas, comida rara y fama efímera, para muchos de estos Cracks sean de donde sean África, Suramérica  o cualquier otro país de los llamados tercermundistas su vida cambia de la pobreza al glamour y ahí nace otro problema aun mayor como sobrevivir a la vida pública, la exposición a las redes sociales y el reconocimiento de una estrella.

Los más osados y valientes resisten improperios, insultos y amenazas que buscan desestabilizarlos y desequilíbralos para que al siguiente fin de semana cuando llega de nuevo la competencia su talento se opaque y su brillo se oscurezca con lo cual el rival de plaza puede sacar ventaja.

Así de controversial y en ocasiones inhumano es el deporte en cualquier disciplina. Qué bueno sería que los fans siguieran con la pasión el fervor y el amor por su equipo pero con el debido respeto por el ser humano que lo practica y que es su medio de vida para salir adelante y apoyar no solo a familiares  y amigos si no que como muchos lo hacen a sus pueblos de origen. Viva el respeto, la diversidad, la educación y la cultura del deporte en el mundo moderno.

Los de ayer. Hoy gozan del buen retiro, se alejan de los flashes, la prensa, la televisión  y la competencia después de haber jugado y ganado premios, medallas, trofeos y mucho dinero, pero a diferencia de otras profesiones estos se retiran jóvenes  y llenos de vida con muchos años por delante, pero habiendo dejado atrás la niñez y juventud que se perdieron por darle alegría y felicidad a los fans del deporte mundial, se lee irónico pero es así, los sacrificios, la disciplina, las concentraciones, los entrenamientos, los viajes y la competencia activa los aleja de la familia, las novias(o), esposas(o) como también de sus amigos de infancia y que sucede con ellos les empiezan a llamar no de forma peyorativa las viejas, las viejas glorias del deporte. Ellas y ellos comienzan a vivir lo que antes fue vedado por el amor y la entrega  al deporte.

Si estas viejas glorias del deporte dan envidia, algunos dirán envidia de la  sana, que nunca he conocido cual será, pero que al final se despierta al verlos como pueden siendo adultos divertirse como enanos o peques en su vida personal y familiar. Si no que  lo digan algunos de  los acá expuestos.

 

QUE VIVA EL DEPORTE EN TODAS SUS EXPRESIONES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *